Sectores, proyectos e impactos

Proyectos de diferentes sectores en los que se centra la IPYUCC

Un proyecto es un conjunto de obras y/o actividades en un tiempo determinado. Es promovido por empresas, por autoridades o por una combinación de ambas, generalmente con fines comerciales, es decir, para la compra, la venta o el intercambio de bienes o servicios. Involucra alguna forma de adquisición, disposición u ocupación del territorio. Cualquier proyecto tiene impactos, que pueden ser sociales, ambientales, económicos y/o culturales, positivos o negativos, y que pueden afectar o vulnerar derechos humanos de las personas, grupos, pueblos o comunidades que habitan, ocupan o utilizan el territorio en el que se realiza el proyecto.
En pocas palabras, estos proyectos pueden cambiar la vida cotidiana de quienes viven ahí. 

La IPYUCC se centra en proyectos de diferentes sectores. En cada sector hay varios tipos distintos de proyectos.

Ni a CCIS ni a la IPYUCC les toca decidir sobre los proyectos ni sobre los territorios. Tampoco asumimos que quienes los habitan, ocupan o utilizan tengan o deban tener una posición en particular, ya sea a favor o en contra. Sabemos que su posición puede ser distinta y cambiante entre cada uno de los territorios, al interior de los mismos y con el paso del tiempo. Sea cual sea la posición que tengan quienes viven en los territorios respecto de los proyectos que existen o están previstos en los mismos, CCIS y la IPVUCC buscan contribuir a que:

(a) los pueblos y comunidades indígenas y afromexicanos, y demás personas y grupos titulares, conozcan y ejerzan sus derechos individuales y colectivos relacionados con la toma de decisiones respecto de esos proyectos

(2) conozcan y exijan el cumplimiento de las obligaciones que tienen las autoridades y de las responsabilidades que tienen las empresas, consultoras y organizaciones de la sociedad civil, en relación con sus derechos.

En cualquier caso, las y los sujetos titulares tienen derecho a ser informados, a participar e incidir en la toma de decisiones que les pueden afectar y a que se sepan, evalúen y gestionen los impactos que tienen los proyectos.

Proyectos de distintos tipos que corresponden a los diferentes sectores

CCIS hizo una tipología de los distintos proyectos que corresponden a los diferentes sectores en los que se centra la IPYUCC. Esta tipología permite identificar cuántos y cuáles proyectos existen o están previstos en la región.

Agroindustrial

Subsector alimentaria
Subsector no alimentaria
Otros

Energético

Subsector hidrocarburos 

Subsector electricidad

Inmobiliarios

Subsector vivienda

Residuos

Obras y servicios públicos

Turístico

Extractivo

Subsector minería

Otros

Proyectos existentes o previstos

  • Para reducir las asimetrías de información y poder que enfrentan los pueblos y comunidades indígenas y afromexicanos –y demás personas y colectividades– para participar e incidir en la toma de decisiones respecto de proyectos con impactos significativos y/o directos susceptibles de afectarles el equipo de CCIS de la IPYUCC debió identificar dichos proyectos, tanto los ya existentes como los previstos en la región.
  • Derivado del análisis del marco jurídico, se creó una tipología en la que se distinguieron 6 sectores –agroindustrial, energético, extractivo, de infraestructura y servicios, infraestructura industria y otros–, 11 subsectores y 30 tipos de proyectos de dichos sectores. La multiplicidad y diversidad de proyectos en la región es considerable.
  • A partir de dicha tipología se hizo una búsqueda y revisión de 2,220 notas periodísticas publicadas entre el 1 de enero del 2011 y el 31 diciembre del 2021 en portales de 199 medios de comunicación locales y nacionales disponibles y accesibles electrónicamente. En dichas notas se identificaron:
  • 759 proyectos de los sectores agroindustrial, energético, extractivo, inmobiliario, obras y servicios, otros, residuos, turismo e industria.
  • Dichos proyectos identificados se ubican en 135 municipios equivalentes al 53% del total de la región en la que se implementa la IPYUCC; mientras que hay 118 municipios, que corresponden al 47%, en los que no se identificó algún proyecto.
  • El 18% de los proyectos de la región se ubica en Campeche, el 16% en Chiapas, el 35% en Quintana Roo y el 31% en Yucatán.
  • Los 136 proyectos de Campeche se ubican en 12 de sus municipios, esto es en el 100% del total estatal; los 123 proyectos de Chiapas se ubican en 51 de sus municipios, esto es en el 41% del total estatal; los 264 proyectos de Quintana Roo se ubican en 11 de sus municipios, esto es en el 100% del total estatal y los 236 proyectos de Yucatán se ubican en 61 municipios, esto es en el 58% del total estatal.
  • El número de proyectos existentes o previstos varía por sector, subsector y tipo: 178 de turismo, 129 de de industria y otros (modificación de límites territoriales y proyectos de seguridad, justicia e instalaciones militares), 127 de agroindustrial, 100 de energético, 89 de obras y servicios, 87 de inmobiliarios, 36 de extractivo y 13 de residuos.
  • Dichos proyectos tenían diferentes estatus al momento de la publicación de las notas periodísticas, 209 fueron anunciados, 123 están en construcción, 331 en operación, 31 detenidos, 21 clausurados, 33 rechazados y 11 sin información de su estatus.
  • El fecha de corte de la última actualización de los datos anteriores es el 31 de diciembre de 2021.
  • Para cada uno de los tipos de proyectos se analizaron los actos administrativos –p.ej. autorizaciones, licencias o permisos– que deben realizar las autoridades y/o solicitar los promoventes; así como las disposiciones relacionadas con el derecho a la información y a la participación en cada caso.

Hay una multiplicidad y diversidad de sectores y tipos a los que corresponden los proyectos en los territorios que abarca la IPYUCC y que hay algunos que están muy posicionados y discutidos en la opinión pública y otros que prácticamente no se conocen ni se mencionan. 

Distinción entre impactos, efectos, consecuencias e incidencia

En el contexto de la realización de proyectos a menudo se habla de sus efectos, afectaciones, consecuencias o impactos. Distinguir estos conceptos es importante para el respeto, promoción, protección y garantía de los derechos humanos y, en ciertos casos, para su defensa mediante recursos jurídicos.

Por ejemplo, se hace referencia a:

En la IPYUCC se utiliza el concepto de impactos que es el que se ha desarrollado con más criterios en el ámbito jurídico y académico. Y específicamente, se centra en impactos de tipo ambiental, social, socioambiental, cultural, económico, a la salud o sobre los derechos humanos.

Impacto ambiental: “Modificación del ambiente ocasionada por la acción del hombre o de la naturaleza.” (Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente)

Impacto social: “Cambios y consecuencias, positivas o negativas, que resultan del desarrollo de un Proyecto que se pueden experimentar de forma perceptual o física, individual o colectiva, que pueden incidir en la forma de vida de las mujeres y hombres integrantes de una comunidad, su cultura, su cohesión, estabilidad, temores y aspiraciones, servicios e instalaciones, actividades económicas, sus sistemas de toma de decisiones, su entorno físico, su salud y bienestar, al igual que en sus derechos.” (Disposiciones Administrativas de Carácter General sobre la Evaluación de Impacto Social en el Sector Energético)

Impacto sobre los derechos humanos: “Las empresas para cumplir con su responsabilidad de respetar los derechos humanos, deben tener procesos de diligencia debida en materia de derechos humanos, que incluye identificar y evaluar los efectos adversos reales o potenciales sobre los derechos humanos que la empresa haya causado o contribuido a causar a través de sus actividades, o que guarden relación directa con las operaciones, los productos o los servicios prestados por sus relaciones comerciales.” (Principios Rectores sobre las Empresas y los Derechos Humanos).
No hay, como tal, definiciones establecidas de los impactos culturales, de los impactos económicos ni de los impactos sobre la salud en el contexto de la realización de proyectos de los sectores y tipos abordados en la IPYUCC.

Impactos a lo largo de todo el ciclo de vida de un y definiciones de las etapas de dicho ciclo

Todos los proyectos de los sectores agroindustriales, energéticos, extractivos, de infraestructura y servicios y de otros tipos tienen impactos en cada una de las etapas de su ciclo de vida, de principio a fin.

Se pueden identificar cinco etapas en ese ciclo:

Los impactos negativos de los proyectos no son inevitables o irremediables. Y los impactos positivos de los mismos tampoco están garantizados. Por eso es fundamental evaluarlos Vantes, durante y después del proyecto.

A diferencia de lo que ocurre comúnmente –que la evaluación se hace al final de un proyecto– en el caso de este tipo de obras o actividades, la evaluación se debe de hacer previamente a que se tome o adopte la decisión de realizarlo o no realizarlo. Esta evaluación permite saber lo que ocurriría en el futuro, de manera directa o indirecta, por el proyecto. Se identifica lo que pasaría para poder analizar si hay algún aspecto de ese futuro que se debe evitar o manejar, es decir, si hay impactos que se deban prevenir o mitigar. La evaluación de posibles impactos también permite saber si el proyecto se debe modificar para reducirlos y/o si estos serían tales que el proyecto no se debe llevar a cabo.

Posibles impactos

Hay diferentes impactos posibles relacionados con la realización de proyectos agroindustriales, energéticos, extractivos, de obras y servicios públicos, turísticos, inmobiliarios y de otros tipos.

Los impactos percibidos son tan importantes como los reales.

Consideraciones sobre los impactos de los proyectos

Un impacto de un proyecto es la consecuencia del mismo, es decir, el cambio entre la situación inicial en el territorio sin proyecto y la situación parcial y final en el mismo ya con el proyecto.

Los impactos de un proyecto dependen de la relación e interacción entre las características, obras, actividades y tecnología de ese proyecto en particular, en todas y cada una de sus etapas, y el contexto y elementos (sujetos, recursos/bienes, naturaleza, dinámicas, relaciones, decisiones) que conforman las tierras y el territorio en el que se ubica dicho proyecto.

Esto significa que no todos los proyectos de un mismo sector y tipo tienen exactamente los mismos impactos.

También supone que hay impactos que suelen ser comunes a proyectos de distintos sectores y tipos, impactos que son específicos a cierto sector o tipo de proyecto e impactos exclusivos a un proyecto en particular.

Los proyectos de los sectores y tipos abordados en la IPYUCC tienen impactos tanto positivos como negativos de carácter ambiental, social, socio ambiental, cultural, económico a la salud o sobre los derechos humanos.

Pero ¿quién determina si un impacto es positivo o negativo?¿Su valoración es universal o depende del contexto y de las y los sujetos individuales y colectivos titulares de derechos que habitan, ocupan o utilizan las tierras o territorios en los que existen o se pretenden realizar los proyectos?

Prevención, mitigación y compensación de impactos

El promovente de cada proyecto –de los diferentes sectores y tipos abordados en la IPYUCC– tiene la responsabilidad de adoptar medidas para prevenir o evitar los impactos negativos de carácter social, cultural, económico y ambiental generados por el mismo; así como medidas para mitigar o reducirlos. Cuando no sea posible prevenir o mitigar los impactos negativos y estos no sean tales que es preferible no realizar el proyecto, el promovente tiene la responsabilidad de compensar a la población afectada por los mismos. 

Evaluaciones por sector y tipo de proyecto

Impactos de los proyectos de los distintos sectores y tipos

Para que veas el micrositio completo el acercamiento + - debe estar en 0%